(057) 3143524135 - 3158880999 contacto@casadeherramientas.design
En 2005, un joven programador informático, Brad Neuberg, compartía hogar con otros dos programadores en San Francisco. Decidieron entonces que podrían abrir su casa- que era a su vez su espacio de trabajo- a otros programadores para compartir la conexión a Internet y el café. Era el embrión del coworking.
 
Neuberg fue también uno de los fundadores de Citizen Space, el primer espacio de coworking tal como lo entendemos hoy. Citizen Space se define como un lugar que coge lo mejor de una cafetería (energía, entorno social) y lo mejor de un lugar de trabajo (funcionalidad y productividad) para ofrecer a los trabajadores independientes un lugar asequible en el que trabajar.
 
Desde San Francisco, la fiebre del coworking se ha extendido rápidamente. Hace unos años se contaban más de 2.000 centros de coworking en todo el mundo. Una tercera parte en Estados Unidos, otros tantos en Europa, y el resto repartidos por todos los continentes. Países como Alemania, Japón, o España -donde hay ya más de 100- están liderando el crecimiento de este tipo de centros, que son también una realidad creciente en México, Colombia y Argentina por mencionar algunos.
 
La mayoría de los freelance o independientes elige trabajar inicialmente desde casa. Sin embargo, después de varios meses o años, muchos hablan de “aislamiento”, “falta de contactos”, o agotamiento por no poder separar vida profesional de la vida personal. No existe una definición “fija” del Coworking, porque está cambiando con el tiempo y cubre muchas realidades. Pero resumiendo, podemos decir que:
 
● Coworking, traducido literalmente, significa “Cotrabajar”. En efecto, el Coworking es una nueva manera de trabajar, colaborativa, intercambiando conocimientos, para que todos salgan ganando.
● Un “Espacio de Coworking” es un sitio que, según el tipo de espacio, sólo ofrece puestos de trabajo sin más, o puede ofrecer más: cursos gratuitos o de pago, directorio de miembros, eventos de networking, zonas de taller, etc.
● No existe un prototipo de espacio de Coworking, sino varios modelos de “espacios de Coworking”: algunos se centran en dar tranquilidad a sus miembros, otros al contrario ofrecen un ambiente siempre en movimiento, algunos se centran en freelance, otros en emprendedores, etc.
 
Las ventajas de estar en un espacio de Coworking son múltiples:
● Romper el aislamiento que puedes tener trabajando en casa, solamente por estar con otros trabajadores y poder compartir y hablar de los problemas del día a día.
● Crear nuevos contactos y nuevas sinergias que pueden desencadenar en tener más clientes. Por ejemplo, si trabaja un diseñador en el espacio de Coworking y crea un sitio, probablemente el cliente necesitará contenidos para su web o puede que quiera crear un blog, por lo que buscará un redactor freelance. Y seguramente recomendará al redactor que está trabajando a su lado antes que a otras personas.
● De cara a los clientes, parecerá más profesional trabajar en estos espacios que reunirse en la cocina de la casa.
● Reducción de costos operativos.
 
A medida que aumenta la fuerza laboral hacia la contratación independiente y freelance, están aumentando las economías colaborativas, estas economías son formas de producir, consumir, financiar bienes o servicios a través de redes de una manera equitativa y horizontal, en busca de la optimización de recursos y el bienestar común, en el caso de los makerspaces apoyados en las últimas tecnologías.
 
Todas estas economías colaborativas están generando diferentes espacios según las necesidades del usuario, ya se ofrecen diferentes enfoques en los espacios, que van desde el tradicional espacio de coworking de oficina hasta los lugares colaborativos de cocina.
 
¿Que opinas? ¿Ya conoces alguno de estos espacios?