La cuarentena nos permitió dedicarle tiempo a tres temas que nos apasionan y hemos trabajado en Casa de Herramientas: el juego, los juguetes y el Material Didáctico. Además de su sentido lúdico, estos conceptos contribuyen a desarrollar habilidades personales y sociales como la comunicación; a aprender a compartir y a relacionarnos con los demás; y a fomentar valores tan importantes como la amistad, la empatía, la imaginación, la creatividad, etc.   A continuación, te contamos un poco sobre nuestra experiencia con estos temas…Comencemos, por ahora, con el Juego. 

juego, jueguete, material didáctico
Juego de mesa diseñado para trabajos en comunidad. Foto: Casa de Herramientas

El Juego

Es una actividad que ha acompañado al ser humano desde el comienzo de su historia. Algunos pensadores se han preguntado ¿por qué jugamos? O ¿para qué sirve jugar? Las respuestas han sido contestadas desde distintas disciplinas y con diferentes enfoques, para mencionar algunas, por ejemplo, Karl Groos, filósofo, señala que el juego es una preparación para la vida posterior y para Herbert Spencer, naturalista, el juego busca liberar las energías sobrantes de realizar otras actividades “útiles”. 

Sin embargo, es Johan Huizinga en su libro Homo Ludens quien lo define encontrando varias características: acción libre, con espacios y tiempos definidos, reglas obligatorias libremente aceptadas. Además, considera que el juego tiene un fin en sí mismo, en donde se tiene conciencia de ser de otro modo, es decir, se tiene claro que no es la realidad. Huizinga es muy importante porque encuentra algunas de estas características del juego en el derecho, la guerra, la filosofía, el arte, la poesía y la religión. Esto le permite concluir que “la cultura se transmite en forma de juego”.

Más adelante, Roger Caillois en el libro Los Juegos y Los Hombres: La Máscara y el Vértigo, retoma la definición anterior, pero construye cuatro categorías para clasificarlos según su componente central: juegos de Competencia, Suerte, Simulacro y Vértigo. También define dos momentos entre los cuales se desarrolla esta actividad: por un lado, la paidia caracterizada por el desorden, el descontrol, la improvisación, la alegría y la turbulencia; y por otro, el ludus, cuando la reglamentación se toma la actividad, generando un gusto por la dificultad gratuita o “placer que se siente al resolver una dificultad creada”.

portada NY times magazine 2008
Portada de la revista del New York Times «¿Porqué jugamos?» del 2008

Katia Mandoki, filósofa mexicana, en el libro Prosaica I: Estética Cotidiana Y los Juegos de la Cultura, construye una nueva categoría para los juegos de aventuras o exploración. Ella señala que el componente central de esta categoría de juegos, el “qué tal si”, una desviación del camino rutinario hacia una alternativa distinta, es una actitud que se encuentra tanto en la ciencia como en el arte. Esto permite concluir que los niños y los jóvenes no son los únicos que juegan ya que los adultos lo hacen también (puede ser de otra manera o intensidad) ligada a otras actividades. Por último, concluye que lo opuesto al juego no es lo serio (como se piensa comúnmente) sino lo automático por la característica libre del juego.  


¿Sabías que para hacer un dado hay que seguir una única regla, las caras opuestas deben sumar siempre 7. Así, obtenemos las parejas de 1 y 6; 3 y 4; 5 y 2.


Desde la psicología, uno de los autores interesados en el juego fue Jean Pieaget, en el Libro Psicología Del Niño relaciona cuatro formas de jugar con las etapas del desarrollo personal: en primer lugar, se da la Forma Primitiva o el juego de ejercicio, donde el niño o la niña juega para reconocer su propio cuerpo; en segundo lugar, se da el Juego Simbólico, acciones de imitación que sirven para comprender y relacionarse con el entorno (por ejemplo, repetir palabras, gestos o actitudes de los mayores); en un tercer momento, cuando hay interacción con otros, aparecen los Juegos de Reglas que permiten la transmisión social de actividades cotidianas, por ejemplo, comportamientos aceptados y prohibidos. Por último, están los Juegos de Construcción, donde se solucionan problemas y se dan creaciones inteligentes.

Juego de máscaras. Exposición itinerante Museo de la Ciencia y el Juego

De igual forma que los filósofos, naturalistas, historiadores, sociólogos y psicólogos anteriormente citados, otros pensadores se han interesado por los usos y las potencialidades que el juego como actividad humana, puede tener en procesos de aprendizaje. Aquí ya hablamos de otro tipo de juegos: los juegos educativos. 

Ovide Decroly es uno de ellos, en su libro El Juego Educativo: Iniciación a la Actividad Intelectual Y Motriz, señala que esta actividad ofrece objetos que desarrollan funciones mentales, inician sobre ciertos conocimientos (formas, figuras geométricas, colores, letras, entre otros) y las repeticiones de los mismos mejoran la capacidad de atención, retención y comprensión. De la misma escuela, Jean Chateau, destaca las potencialidades del juego dentro del aula por su Valor Moral, que es una alegría o satisfacción que se construye por sentirse parte de algo, superando obstáculos, siguiendo reglas, habiéndose sometido voluntariamente a una disciplina –y que termina- en la experimentación de un gozo por la conclusión de una “obra” o la terminación de un trabajo arduo. 

Si te interesa este tema, te invitamos a leer los libros que aquí te recomendamos, son solo una pequeña parte de la extensa bibliografía que hay sobre el juego. En la próxima hablaremos sobre el juguete y el material didáctico. 

Juegos de lápiz y papel

Los juegos con lápiz y papel siempre son una buena alternativa para pasar el tiempo, Son ideales para aquellos momentos en los que no tenemos nada que hacer y en los que es muy difícil tener entretenidos a los niños. Antes del Internet y los juegos virtuales había que buscar otras formas de entretenerse ¡y eran muy divertidas!

Aquí te compartimos un par de juegos, solo necesitarás una hoja de papel y un lápiz (o varios).

Esta entrada fue realizada gracias a un equipo especializado en la conceptualización y el diseño de material didáctico, juegos y juguetes.          Oscar Sepúlveda, Diego Méndez, Héctor Villamil y Carlos Matamoros.